Logo preload
Menú
Ir arriba

El episodio ocurrió en Brasil y rápidamente explotó en las redes sociales

La travesura de una pequeña niña en Brasil le ha dado la vuelta al mundo. Su malicia al apagarle las velas sobre el pastel de cumpleaños a su hermana en la fiesta de sus tres años le dio a internet un nuevo video viral. En las imágenes se ve como la pequeña Maria Eduarda espera emocionada el momento en que pudiera soplar las velas de su paste y pedir su tan esperado deseo de cumpleaños, pero cuando iba a apagarlas su hermana Mara Antonia, de seis años, se le adelanta y arruina el momento.

Maria Eduarda mira sorprendida a Maria Antonia después de que esta le apaga las velas de su cumpleaños.
Maria Antonia apaga las velas de su pequeña hermana impidiéndole pedir su deseo de cumpleaños.
La niña de tres años, jala el pelo de su hermana de seis después de que esta apagara las velas de su torta de cumpleaños.
infobae-image
Uno de los tantos memes que surgió del video viral.

Frustrada, Maria Eduarda rompe en llanto y descarga su rabia contra su hermana, jalándole el pelo violentamente.Maria Eduarda mira sorprendida a Maria Antonia después de que esta le apaga las velas de su cumpleaños. null

La escena despertó la gracia de los usuarios de redes sociales, pues la expresión de Maria Antonia es oro.

Su hermanita, impotente, llora y patalea, mientras trata de ser consolada por sus padres.

El video ha desatado toda serie de memes en las redes, que asocian la acción de Maria Antonia con la forma en que 2020 se ha ensañado con los planes de la mayoría de las personas, los cuales se identifican con la frustración de la niña de tres años que se quedó con las ganas de pedir su deseo de cumpleaños.Maria Antonia apaga las velas de su pequeña hermana impidiéndole pedir su deseo de cumpleaños.

Como era el cumpleaños de la menor, la mayor estaba celosa, es normal. Se llevan muy bien, son muy unidas. Solo que ayer (el domingo), durante la fiesta, los regalos eran para la pequeña, los abrazos eran para la pequeña, la mayor se sintió ignorada, así que empezó a ponerse celosa”, dijo al medio brasilero HugoGloss Gabriela Aureluk, madrina de las niñas, quien fue la que grabó el video.

Aureluk dijo que le sorprendió mucho la viralidad del video, el cual subió a Instagram pero de forma privada. Fue un primo el que le pidió hacerlo público porque la familia lo quería ver, pero de ahí llegó a otras redes como Twitter y Facebook y lo demás es historia.La niña de tres años, jala el pelo de su hermana de seis después de que esta apagara las velas de su torta de cumpleaños.

Tanto fue el alcance del video que incluso llegó a ser analizado por la cuenta @psicovivir del psicólogo venezolano Alberto Barradas.

En su post al respecto, Barradas destaca que es un perfecto ejemplo de las paradojas que surgen del comportamiento de los niños, que muchas veces sirven como espejos de las que enfrentamos en nuestra vida cotidiana.

Destaca que Maria Eduarda se defiende de la agresión de su hermana, que no aceptó sumisa la travesura lo cual estuvo bien, pero al agredir a Maria Antonia como respuesta, hizo algo incorrecto.

Pero además destaca que después de esto la niña de tres años.

Este comportamiento, según el psicólogo, muestra que en el futuro, y ante una depresión profunda, las personas que tienden a agredirse pueden ser candidatas a cometer suicido.

“En los niños la violencia tiene otra connotación que en los adultos”, destaca.

Sobre Maria Antonia dice que su travesura fue con “conciencia y alevosía”, algo que cataloga como “un muy mal síntoma”.

Resalta demás que “no es la típica travesura, ella fue mala y con premeditación, preocupa”.

Por último, Barradas reconoce que el video es gracioso “es un video que invita a reírse y gozar de esos comportamientos, aunque representan bastante problemas como estoy describiendo”.

Pero eso no quiere decir que reírse de él sea correcto: Uno de los tantos memes que surgió del video viral.

Las redes sin embargo, seguirán haciendo fiesta con las pequeñas, por lo menos hasta que algo nuevo llegue a ser viral.

Fuente