Logo preload
Menú
Ir arriba

Nelson Alarcón, presidente de Fecode finalmente soltó la lengua en un acto público y mostró las verdaderas intenciones de Fecode, que nada tienen que ver con su compromiso misional. Se trata de una Federación de Educadores cuya misión no es nada distinta que educar. Educar es llevar a los alumnos, en este caso menores y adolescentes todos los conocimientos que necesitan para la construcción de su cultura general educativa.

Educar es construir con las distintas ciencias y disciplinas, la estructura mental y espiritual de los alumnos.

La primera vez que vi un hecho aberrante, de una educadora de Fecode fue en el departamento del Cesar. Una maestra ya entrada en años les enseñaba a un grupo de niños de 10 años, un parlamento que decía : “Uribe paraco, el pueblo está berraco!”

Quedé estupefacto de ver tanta osadía y tanto irrespeto por esos niños, por sus padres con su corazón limpio, por enseńarles semejante barbaridad.

De ahí en adelante he visto este episodio por todas partes.

En las primeras marchas, hace un ańo, otro grupo de niños y niñas de la misma edad repetían en el parque nacional de Bogota, el mismo parlamento de los niños del Cesar, como si se tratara de un himno.

El Presidente colombiano Iván Duque acordó con ellos, el aumento más grande que haya tenido la educación en toda la historia. Son $47 billones.

Los beneficios y prerrogativas sindicales que tiene FECODE, no los tiene nadie en Colombia.

Recientemente leí un análisis de alguien que le hizo el seguimiento a los días que trabajan los maestros de Fecode después de sus permisos, licencias, capacitaciónes vacaciones y paros. Llegaban si acaso a los 95 días de los 365 del año.

Las pruebas PISA, que miden la calidad educativa de los maestros los ha calificado muy mal.
Tan mal como que están entre los tres peores maestros de America Latina.

Y lo que le faltaba a la sopa; hace unos días, el nuevo presidente de Fecode, el señor Nelson Alarcón, fue filmado anunciando en acto público que “Fecode tenía que hacer política para derrotar a Uribe en las próximas elecciones” y llegar con su candidato, que de seguro es Petro a la presidencia de la República en mayo del 2022. Todos los vieron…

Fecode con su clara filiación ideológica ha participado en estos días de este atentado terrorista que han empacado de marchas pacíficas y después de protesta social.

No es posible que un gran número de niños y adolescentes que reciben educación pública estén atrapados en esta telaraña que se llama Fecode.

No tienen allí otra opción que dejarse picar de estos adoctrinadores profesionales que los tienen a su disposición.

Recordemos que el Presidente Duque, censuró las palabras de Alarcón que desenmascararon la filosofía y las reales intenciones de Fecode.

No puede ser posible que el Estado colombiano tenga que pagar a 200.000 maestros para que envenenen a millones de niños con esa política socialista, fracasada y tiránica.

Es un abuso descomunal de la posición dominante del maestro frente a un alumno menor de edad.

La izquierda capturó a Fecode y la puso a su servicio.

No hay duda que es una de las “combinaciones de las formas de lucha !”, que utiliza hoy el socialismo del siglo XXI.

En esos términos yo veo a Fecode como el tumor maligno en la educación pública colombiana.

Salida de su compromiso misional que es educar y metida de lleno en una aberración que es adoctrinar menores hacia la izquierda.

Como no cancelar la personeria jurídica de semejante engendro?

Grave
Gravísimo!

Fuente