Logo preload
Menú
Ir arriba

En la actualidad existen muchas sustancias psicoativas, muchas de estas pertenecen a la clasificación denominada “drogas de síntesis o de diseño”, estas hacen relación a todas  estas que pueden ser sintetizadas y preparadas en laboratorios clandestinos a partir de sustancias no naturales, utilizan mezclas de varias sustancias de diferente composición y origen buscando efectos estimulantes, depresores y alucinógenos que tienen incidencia en el sistema nervioso central.

Tusi, Tucibi, Cocaína Rosada o 2CB

En este caso hablaremos del “Tusi, Tucibi, cocaína rosada o 2CB”. Su verdadero nombre es  2CB o Nexus, Esta compuesta por la molécula de 4-bromo-2,5-dimetoxifeniletilamina que es una feniletilamina psicodélica.

Efectos: Causa efectos psicodélicos en quien la consume, confusión, alteración de sus sentidos, sensaciones de calor o frio, ansiedad, mareos, placer, alucinaciones,  entre otros. La duración de sus efectos son de 4 a 6 horas, aunque esto depende del metabolismo, edad, cantidad y composición de la sustancia consumida.

Origen: La creación de esta droga se remonta a  los años 70´- 80´en Estados unidos, donde para la época estaban prohibidas las sustancias psicoactivas y proliferaron en los laboratorios clandestinos las búsquedas de nuevas drogas con potenciales adictivos y alteradores del sistema nervioso central. 

Se sabe que a Colombia comenzó a llegar a inicios del milenio, de manera muy exclusiva y poco a poco comienza a volverse mas popular y usada inicialmente en la alta sociedad, esto asociado a su alto coso y a estar asociada a rumbas electrónicas y ambientes frecuentados por personas con alta adquisición de dinero.

Alteración de la composición

En estos momentos se ha presentado un fenómeno asociado a que la droga se ha distorsionado en manos de los jóvenes que han decidido prepararla ellos mismos cambiando su composición original y usando cualquier cantidad de sustancias con efectos contradictorios y con un gran potencial adictivo, propiciando la generación de la dependencia física y psicológica así como daños y afectaciones físicas.

En investigaciones realizadas se puede observar que por lo menos el 90% de “2CB” comercializado no contiene la composición original, sino una mezcla usualmente compuesta de Ketamina, MDMA, anfetaminas, colorantes, esencias de vaporizadores y algunos le ponen saborizantes y tintas de pasteleria, entre otros. Incluso en algunos casos se han encontrado benzodiacepinas conocidas como ruedas y Opiaceos (derivados del opio), generando dependencia de difícil manejo y riesgos físicos y psicológicos, con el agravante de que sus consumidores tienen una falsa seguridad por ser conocida en sus orígenes como una droga asociada a “gente bien” sin los escenarios propios de otras sustancias conocidas.

La historia de “Camilo”, Un consumidor, fabricante y distribuidor de “Tusi”

Un consumidor, fabricante y distribuidor de “Tusi o 2CB”   a quien llamaremos “Camilo” para proteger su identidad nos relata: “a esto le echamos de todo,  como Ketamina animal, LSD, alprazolam u otros tipos de benzodiacepinas. Algunos le echan heroína o derivadoso nexus que es bromo pero le echan muy poco, entonces realmente es 5% 2cb y 95% las drogas mencionadas anteriormente y el corte (para que rinda) que puede ser cafeína , Colbon, o pastillas.

Este polvo se vende en las calles a precios desde $50.000 en adelante el gramo, y el medio gramo, o sea, una manilla desde $25.000 en adelante.

Se venden desde las plazas  (expendios de drogas ilegales) hasta los dealers a domicilio o en las discotecas.

Esta “sopa” de drogas se consume mas que todo en las rumbas de electrónica , discotecas, fincas de recreo, apartamentos, etc…

El 2cb empezó costando $120.000 cuando era el verdadero y ya ha “bajado de estrato”, por decirlo así, ya es mas accesible, entonces lo consume gente que no necesariamente son ricos ni adinerados.

Lo consumen jóvenes desde los 15 años, hasta adultos de 40 más o menos.

El 2cb se puede cocinar en casa, en una cocina normal, en una olla y en el micro o al baño María. se quema la “keta” y se cocinan los líquidos juntos. Luego se muelen las pastillas y el “mdma” y se juntan todos los polvos con los líquidos ya vueltos polvo.

Se raspa, se masajea y se pone en el congelador unos segundos. Todo tiene sus medidas. Explica Camilo.

El dealer incita al consumo por medio de redes sociales o mostrando sus productos personalmente o por el voz a voz de los clientes, muchas veces se regalan pequeñas dosis.

Existen consumidores adinerados, que tienen con que “olerse” kilos y kilos, así como también consumidores que compran 1 gramo de vez en cuando; o se ponen a cocinar para poder costearse su propio consumo aunque esto es delicado porque si uno se mete a la plaza de otro su vida puede correr peligro.

El efecto de la droga y la dosis

La dosis empieza con 2 a 6 pases depende del consumidor, y debe ser progresivo. En cuestión de 5 minutos  el efecto empieza, lo mete a uno en una burbuja donde todos los sentidos se agudizan y puedes escuchar mejor la música sentir mejor el ambiente , da escalofríos y una sensación de excitación y felicidad, a la vez te incita al sexo y a portarse mal, las mujeres son mas sueltas y los hombres mas decididos. Cuenta Camilo.

Con algunos “soples”, como les llaman, quedas satisfecho con poco, con otros quedas muy drogado, a veces  quieres mas y mas y nunca parar. Te da por seguir la fiesta y el sexo y todo. Lo único que te preocupa es que no se acabe el bolsón de 2cb.

La gente en la rumba con el 2cb  esta  en una competencia en quien tiene el bolsón de 2cb mas grande , quien viste y gasta mas , quien porta el mejor sople. El 2cb te mete en una película en la que crees que todo es posible, que puedes lograr lo que sea  y te pasan mil fantasías en la cabeza. 

El Problema

El problema esta en que cuando menos piensas, aun sin saberlo estas “cogido”, dependiente, crees manejarlo y dejarlo cuando quieras, pero no eres capaz, es como un imán que te atrae, prometes que lo vas a dejar y a las dos horas estas consumiendo, después sientes culpa y un vacío enorme, además muchas ansiedad. Es un falso, desde donde se mire, una ilusión que no existe, estas acompañado supuestamente de personas que solo están por interés. Alejas a todas las personas que te aman, dejas poco a poco de hacer las actividades que alguna vez disfrutaste y toda tu vida se comienza a apagar.

De esta manera “Camilo” nos cuenta parte de su experiencia desde adentro en el consumo y la fabricación y distribución del Tusi, es una droga de diseño peligrosaadulterada a su composición inicial y con una presentación social bien vista

Fuente / Por Juan Carlos Giraldo – Especialista en adicciones Brújula Salud Mental Juan.giraldo@brujulasm.com