Logo preload
Menú
Ir arriba

El mandatario estadounidense también cargó contra el Departamento de Justicia y le acusó de estar «desaparecido en acción» de las investigaciones. Trump, en su intervención que se extendió por más de 30 minutos, habló de lo que ha catalogado como fraude.

El presidente estadounidense, Donald Trump, no escatima en adjetivos cuando se trata de hablar sobre las presuntas irregularidades ocurridas en las elecciones del 3 de noviembre y las tachó de «un fraude total».

Dicha razón es la que mantiene a su campaña en una serie de batallas legales que permanecen activas en al menos seis estados, aun cuando han pasado varias semanas después de las elecciones.

Trump, en su intervención que se extendió por más de 30 minutos, habló de lo que ha catalogado como fraude y describió cómo se hizo este procedimiento aludiendo de manera principal el tópico de las papeletas de votación por correo, así como las máquinas de conteo de votos.

«Llenaban las urnas (…) Joe Biden no obtuvo 16 millones de votos más que Barack Hussein Obama, no los obtuvo. Joe Biden no obtendría 14 millones de votos más que Hillary Clinton».

El reclamo al Departamento de Justicia
El mandatario estadounidense también cargó contra el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) y el FBI. Increpó al primer organismo mencionado y le acusó de estar «desaparecido en acción» con respecto al presunto fraude electoral.

El FBI también fue objeto de sus quejas. Trump indicó que «uno pensaría que si está en el FBI o en el Departamento de Justicia, esto es lo más importante que podría estar viendo (…) ¿Dónde están? No he visto nada».

La intervención de la empresa Dominion Voting Systems, también se reseñó en la entrevista. Esta compañía ha sido el principal objeto de los dardos de Trump desde que su abogado personal Rudy Giuliani le acusó de la supuesta manipulación de los cómputos.

“Con todo el fraude que ha ocurrido, nadie ha venido a mí y me ha dicho: ‘Oh, el FBI está mirando a Dominion’, que nadie sabe dónde están ubicados, ni dónde se cuentan los votos», aseguró Trump.

A principios de este mes, Dominion Voting Systems respondió a las acusaciones hechas por los principales abogados del presidente Trump, quienes afirmaron que el fraude electoral y la interferencia extranjera se llevaron a cabo a través del software de votación.

Sin embargo, la duda sigue sembrada en la ciudadanía por la serie de irregularidades que existen hasta los momentos con este sistema señalado de tener una robusta relación con Smartmatic, la compañía fundada en Venezuela bajo el régimen de Hugo Chávez y que ha sido señalada de arreglar procesos electorales en el país caribeño desde 2004, de acuerdo a un testigo presente en las demandas que ha presentado ante las cortes la campaña de Trump, así como también la abogado Sidney Powell.

Fuente