Logo preload
Menú
Ir arriba

Ya hay evidencia científica, todos los vacunados han sido infectados con la proteína spike, la que causa la enfermedad del coronavirus. Esa proteína aparece, según los estudios realizados sobre personas vacunadas, a los quince días después del segundo pinchazo y al día, del segundo.

Según la Catedrática, María José Martínez Albarracín, “la PATOGENIA es la manera en que la causa o causas, producen el síndrome covid. Por la última publicación aparecida en CIRCULATION RESEARCH se confirma lo que yo sospechaba: la causante de la patogenia es la Spike protein, no es necesario que actúe el virus SARS-CoV-2 completo. La Spike, al ser una proteína homóloga con las proteínas ENV de HERVS, es decir la envoltura de nuestros virus endógenos, pero alterada genéticamente, y concretamente con la sincitina de HERV-W, se comporta como un tóxico biológico (no olvidemos que las proteínas pueden ser grandes venenos) y de hecho su acción tóxica se concreta dañando las mitocondrias de las células que recubren los vasos sanguíneos, produciendo vasculitis y anoxia (falta de oxigeno), cambiando el perfil celular de respiración aerobia mitocondrial a glucolisis anaerobia fermentativa, lo que se comprueba en el enfermo covid por el aumento del enzima LDH”.

“El ARN de las “vacunas” Pfizer y Moderna es la secuencia genética completa de la proteína Spike con las instrucciones para que los ribosomas de la célula la fabriquen. Las de ADN (AstraZeneca, SputniK, Janssen) contienen la secuencia de ADN también de la proteína Spike, para que las células la puedan fabricar, o sea, al inocularnos estas vacuna génicas para covid, vamos a poner a nuestras células a producir un veneno contra nosotros mismos. Los investigadores se preguntan si los anticuerpos generados contra esta proteína podrán evitar el daño, pero es absurdo meter en el cuerpo un veneno para que el  cuerpo lo intente combatir. Y lo peor de todo es que hay ya varios estudios publicados que demuestran que dichos anticuerpos antispike producirán autoinmunidad que ocasionará graves enfermedades como esclerosis múltiple y diabetes insulinodependiente, por atacar de manera cruzada numerosos tejidos del organismo. Le dejo la referencia del último estudio aparecido en Frontiers, donde se demuestra que los anticuerpos antispike atacan 28 tejidos humanos diferentes.
https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fimmu.2020.617089/full
“Respecto a la infertilidad femenina, en la homología de secuencia entre la Spike protein y las sincitinas, que son proteínas producidas por los virus endógenos HERV-W. Las sincitinas son necesarias para la formación de la placenta al permitir la fusión del trofoblasto en sincitiotrofoblasto. Las sincitinas son también necesarias para que se produzca la fusión del óvulo y el espermatozoide en la fecundación. Algunos “expertos” han rebatido este punto diciendo que la homología de secuencia entre Spike y sincitina-1 es muy pequeña, pero no tienen en cuenta que es lo suficientemente importante para que, al producirse el plegamiento y por lo tanto la conformación tridimensional, que es la forma activa de las proteínas, se generen muchas concordancias, dando lugar a lo que en inmunología se llaman epitopos inseguros, es decir, zonas donde la sincitina puede ser atacada por anticuerpos formados contra la spike”.
“En cuanto a la infertilidad masculina se podría producir debido a que el testículo es muy rico en receptores ACE2, con los que se une la Spike y ya se ha comprobado científicamente que esta unión Spike-ACE-2 daña el receptor, disminuyendo su expresión. La función de ACE-2 en testículo es imprescindible para que se produzca, incluso, el desarrollo y maduración testicular”.
Entre los grupos infectados, se encuentra la totalidad de las Fuerzas Armadas y los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, donde los que se han negado a infectarse o sea a vacunarse han sido porcentajes muy bajos, según apuntan fuentes solventes.