Logo preload
Menú
Ir arriba

Al menos 340 buques clandestinos de origen chino llegaron al Pacífico para depredar sus recursos marítimos, violando las normas internacionales. Los barcos pesqueros apagaron sus radares y sistemas de seguimiento para no ser detectados, lo que supone un accionar ilícito de lo que sería esta armada paralela del régimen chino.

Días atrás, EE. UU. denunció que 300 cargueros chinos estaban en costas peruanas dedicándose a la pesca ilegal y que podrían damnificar no sólo al ambiente sino también a la economía. Por su parte, la ONG Oceana dedicada al monitoreo de los mares, alertó que la flota ilegal se encuentra al límite de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Perú y a 400 millas náuticas al noreste de la ZEE de Chile. Se trata de 340 embarcaciones que dejaron la zona de Galápagos para continuar con su ruta por Sudamérica.

“De acuerdo con los últimos datos, podemos observar que el número de embarcaciones disminuyó desde 300 a 126; sabemos que estos barcos no desaparecieron y se ve pocos de ellos abandonando el área. El tamaño de esta flota debería ser motivo suficiente de preocupación y, aún más, cuando es probable que estén apagando sus sistemas de identificación automática”, afirmó Marla Valentine, Analista de Pesca Ilegal y Transparencia de la oficina de Oceana en los Estados Unidos.

No respetan fronteras

Un artículo de The Epoch Times reveló el pasado 17 de septiembre que dichas embarcaciones chinas “saquearon” calamares de Galápagos, representando el 99% de actividad pesquera. Y según el índice de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR, por sus siglas en inglés), China cuenta con el peor desempeño de todos los países, con un puntaje de 3,93.

“Estos barcos operan sin observadores a bordo, no regresan a puerto, transbordan su captura a los buques nodriza, que desembarcan la captura en los puertos. Entonces, en pocas palabras, están pescando todo el tiempo, la operación de pesca no se detiene”, dijo Pablo Guerrero, Director de conservación marina de WWF Ecuador The Guardian.nullAnuncios

La sobrepesca es algo común para el Partido Comunista Chino (PCCh). De hecho, estas prácticas inescrupulosas sumadas a la contaminación dejaron casi sin peces al mar de Bohai en 2018. La sobrepesca perpetrada por empresas chinas también ha amenazado a las débiles economías africanas. El pasado mes de julio también se conoció que una gigantesca armada de barcos industriales chinos saqueaban las aguas de Corea del Norte; lo que provocó una disminución sin precedentes de la fauna marina.

“Este es el mayor caso conocido de pesca ilegal perpetrada por una sola flota pesquera industrial que opera en aguas de otra nación”, sostuvo Jaeyoon Park, un investigador de Global Fishing Watch a NBC News.

Fuente

Si te gusto el articulo compártelo en tu facebook y dale like!!

A %d blogueros les gusta esto: