Logo preload
Menú
Ir arriba

Asobares pide no recargar las restricciones en el comercio nocturno y de fines de semana. El gremio cuestiona que la Alcaldía «permite normalidad en los días y jornadas en donde se generan los contagios».

Asobares reiteró su rechazo a las restricciones anunciadas por la Alcaldía de Bogotá, toda vez que, aunque entienden la situación de salud pública de la ciudad y como sector han sido solidarios desde el inicio de la pandemia, la economía nocturna no soporta más limitaciones.

Estas medidas permiten normalidad en los días y jornadas en donde se generan los contagios, mientras se repite la afectación a los fines de semana y las noches, siendo los sectores que se desarrollan en estas jornadas y horarios los llamados reiteradamente a poner la cuota de sacrificio económico, social y empresarial”, explicó el gremio.

Por lo que Asobares solicitó al Distrito no recargar en las actividades nocturnas y de fines de semana todo el peso de las restricciones; alternar en los tres días cuarentena obligatoria, que no siempre sean los fines de semana y se roten también con los días hábiles en jornada diurna y se contemplen medidas durante la alerta roja como restricción a la movilidad de vehículos particulares después de las 10:00 p.m., o la que determine la administración, a fin de prevenir accidentes que puedan terminar en ocupación de camas UCI.

Por otra parte, el sector manifestó que “a finales de diciembre de 2020 y tres semanas de enero, las medidas fueron enfocadas a toques de queda nocturnos y los fines de semana, la forma en cómo se ejecuta el modelo 4/3 no da equidad entre los sectores económicos de la capital y recae de nuevo en los fines de semana y las noches”.

“Peor aún, con extensión del 22 al 26 de abril, lo que hace nugatorias las pruebas piloto para bares, y agudiza la crisis de los empresarios y trabajadores de este sector, así como toda la cadena de valor asociada a nuestra operación”, agregaron.

Asobares concluyeron diciendo que “hemos insistido en todos los espacios de trabajo abiertos por la Administración, en las afectaciones que la pandemia ha traído para nuestro gremio y en lo insostenible que resulta para un empresario poder mantener equipos de trabajo y conservar los locales (en su mayoría en arriendo), el no tener una seguridad jurídica ni comercial para poder operar”.

LAURA RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ @LauraRH0314 / Fuente