Logo preload
Menú
Ir arriba

Las ideas asociados a la izquierda han demostrado ser un fracaso económico, político y social, sin embargo, una y otra vez las personas eligen gobiernos de este tipo de «ideología». No importa qué tan rico y próspero se el país, si toma el camino de la izquierda será a mediano o corto plazo un país pobre y sus ciudadanos emigraran por millones a los países capitalistas.

Cuba lleva 60 años de comunismo y era un país pequeño que tenía muchos avances tecnológicos (cines, automóviles, construcciones de hormigón, etc.) pero llegaron los Castro y la historia es conocida. Venezuela, un país rico que nadaba en petróleo, hoy debe importarlo, ni siquiera es capaz de satisfacer la demanda interna y PDVSA estuvo entre las 3 empresas más grandes del mundo, pero llegó Chávez y Maduro, hoy uno de los países más ricos en el llamado oro negro vive de la beneficencia de Rusia y China.

Acá en Chile estuvieron los 1000 días de Allende, la mayor inflación histórica de Chile, una tremenda deuda estatal y una economía improductiva producto de las expropiaciones.

Curiosamente donde se mete la izquierda roba o quiebran las empresas y el sector productivo. En Chile el Partido Comunista tuvo la propiedad de una universidad, la Universidad Arcis, adivinen ¿Qué pasó? Quebró y dejaron a muchísimos alumnos sin poder terminar sus carreras.

El alcalde Daniel Jadue, precandidato presidencial, compró las luminarias más caras en la comuna de Recoleta y su famosa «farmacia popular» no le pagó a sus proveedores y está demandada y se solicitó su liquidación forzosa, es decir, quebró.

Estás ideas fracasadas demostradas se basan en el robo y la ineficiencia, por tanto, lo que la izquierda no roba lo quiebra. Es su modus operandi.

Es demasiada la evidencia del fracaso para otorgarle a los mismos la provisión de la salud, educación o pensiones. Claramente son las ideas equivocadas, y cuando se trata de una comuna o universidad en particular es grave, cuando se trata de un país los resultados son y serán dramáticos.

Fuente