Logo preload
Menú
Ir arriba

Recientemente las aplicaciones chinas TikTok y WeChat no podrán ser descargadas en EE.UU. a partir de este domingo.

El Departamento de Comercio anunció que a partir del 20 de septiembre, las descargas de ambas aplicaciones estarán prohibidas en el país.

Si el presidente Donald Trump aprueba en las próximas horas el acuerdo alcanzado hace unos días entre Oracle y la china ByteDance para que la compañía estadounidense se convierta en socia de la propietaria de TikTok, esta medida no entraría en vigencia. En todo casi si Trump acepta el acuerdo, se necesitaría la aprobación del Gobierno de China, puesto que el país asiático ha modificado sus leyes de exportación donde las app vendidas necesitan el permiso de China.  

El anuncio de la prohibición de TikTok y WeChat se da tras la orden ejecutiva emitida por la Casa Blanca a principios de agosto que otorgaba a TikTok 45 días para vender su negocio a una empresa estadounidense. TikTok, una aplicación para compartir videos, seguirá disponible hasta el 12 de noviembre, cuando también podría ser prohibida completamente. Los usuarios, sin embargo, no podrán descargar actualizaciones.

El gobierno de los EE.UU alega que TikTok y WeChat amenazan la seguridad nacional y podrían entregarle datos de sus usuarios al gobierno de China. Esto debido a que las aplicaciones se encuentran a manos de la empresa tecnológica ByteDance, cuya sede se encuentra en Beijing y trabajo junto al gobierno chino en las censuras y vigilancia relacionado con los campos de la reeducación china. 

¿A qué se debe la prohibición?

«Bajo la dirección del presidente, hemos tomado medidas significativas para combatir la recopilación maliciosa de datos personales de ciudadanos estadounidenses por parte de China», dijo el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, en un comunicado.

El departamento reconoció que las amenazas planteadas por WeChat y TikTok no eran idénticas, pero dijo que cada una recopiló «una gran cantidad de datos de los usuarios, incluida la actividad de la red, los datos de ubicación y los historiales de búsqueda y navegación».

«El presidente ha previsto hasta el 12 de noviembre para que se resuelvan las preocupaciones de seguridad nacional que surgen de TikTok», dijo el departamento de comercio.

El gobierno de EE.UU. ha dicho repetidamente que las aplicaciones son una amenaza debido a su recopilación de datos.El comunicado del viernes del departamento de comercio dice que el Partido Comunista Chino ha demostrado los medios y motivos para utilizar estas aplicaciones para amenazar la seguridad nacional, la política exterior y la economía de Estados Unidos.

El presidente Trump ha criticado repetidamente a China desde que asumió el cargo, acusando a Beijing de prácticas comerciales desleales y robo de propiedad intelectual. ByteDance, la compañía china propietaria de TikTok, ha negado tener datos de usuarios en China y dice que están almacenados en EE.UU. Por su parte, Tencent, propietaria de WeChat, ha dicho que los mensajes en su aplicación son privados.

Hina Shamsi, directora del Proyecto de Seguridad Nacional de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, dijo que la orden de prohibición viola los derechos de la Primera Enmienda de la Constitución, que garantiza la libertad de expresión.

«La orden también perjudica la privacidad y seguridad de millones de usuarios de TikTok y WeChat en Estados Unidos, al bloquear las actualizaciones del software, algo que podría corregir vulnerabilidades y hacer que las aplicaciones sean más seguras», dijo Shamsi.

«Para abordar verdaderamente las preocupaciones de privacidad planteadas por las plataformas de redes sociales, el Congreso debe promulgar una reforma integral de vigilancia y una sólida legislación de privacidad de datos del consumidor».

LA CARA OCULTA DE TIKTOK 

VIGILANCIA

TikTok, ya ha sido acusado en el 2019 por recolectar de manera ilegal y secreta grandes cantidades de datos personales de usuarios y enviándolos a China, de acuerdo con una demanda colectiva presentada en una corte federal de California el 27 de noviembre. 

La demanda también acusa a la compañía matriz de TikTok, ByteDance, de recopilar contenido del usuario (como borradores de videos) sin su consentimiento y de tener políticas de privacidad «ambiguas».

Esta demanda suscita la preocupación de que los datos recopilados por TikTok podrían usarse para identificar, perfilar y rastrear usuarios en EE.UU. La compañía se podría estar beneficiando de esta supuesta actividad al utilizar estos datos para anuncios segmentados. «La diversión detrás de TikTok tiene un alto costo», dice la demanda.

Existen preocupaciones de seguridad que rodean a TikTok, que superó los 1,500 millones de descargas en todo el mundo en noviembre. Según informes, el gobierno de Estados Unidos también está buscando en la aplicación otros posibles riesgos de seguridad.

Una de las demandantes, Misty Hong, una estudiante universitaria residente en Palo Alto, California, demandó a ByteDance, TikTok y Musical.ly por violar una ley federal de fraude informático y el derecho a la privacidad expresado en la Constitución de California entre otras leyes.

Los videos de TikTok a menudo incluyen primeros planos de los rostros de los usuarios, lo que permitiría a la compañía recopilar datos biométricos de los mismos, según la demanda. Una vez que un usuario graba un video y hace clic en el botón «siguiente», los videos serían transferidos a varios dominios sin su conocimiento. Esto sucede antes incluso de que los usuarios guarden o publiquen un video en la aplicación, según la demanda.

TikTok estaría recopilando una gran cantidad de datos sobre sus usuarios, incluidos sus contactos de teléfono y redes sociales, direcciones de correo electrónico, dirección IP, ubicación y otra información, de acuerdo con la demanda. La compañía supuestamente usa diferentes tácticas para ocultar que están transfiriendo datos de usuarios. Incluso cuando un usuario cierra la aplicación, aún recolecta datos personales y biométricos.

Citando artículos de medios de comunicación como CNBC, Quartz y Affinity Magazine, la demanda alega que se enviaron datos de los usuarios a China. Enumera varios servidores chinos a los que se transfirieron los datos antes y después de febrero de 2019. Los abogados de TikTok y Hong no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

CENSURAS

En septiembre de 2019, The Guardian informó que TikTok instruyó a sus moderadores a censurar ciertos videos que mencionan temas considerados tabú por el régimen chino, como la Masacre de la Plaza de Tiananmen y Falun Dafa, una práctica espiritual que ha sido severamente perseguida en China desde 1999. El reportaje se basó en documentos filtrados que detallan las pautas de moderación de la app. En su respuesta, TikTok dijo que tales políticas fueron sustituidas en mayo de 2019 y ya no están en uso.

El año pasado, el Pentágono ordenó al personal militar de EE.UU. que borrara TikTok de sus teléfonos de trabajo. Wells Fargo recientemente hizo lo mismo, mientras que los comités nacionales demócratas y republicanos han advertido a su personal sobre el uso de la app.

Tras la reciente decisión de India de prohibir TikTok y otras 58 apps chinas, la administración Trump confirmó que también estaba considerando una medida similar. El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, dijo el 15 de julio que varios funcionarios de la administración estaban “analizando el riesgo de seguridad nacional en relación con TikTok, WeChat y otras apps”.

Liu Lipeng, quien trabajó como censurador de Internet en China durante una década, dijo que no consiguió el puesto en 2018 luego de sugerir en la entrevista que TikTok no debería censurar excesivamente el contenido porque los estadounidenses valoran la libertad de expresión.

Liu Lipeng

Las afirmaciones del excensurador coinciden con las crecientes preocupaciones públicas sobre los vínculos de TikTok con el régimen chino, y surgen a medida que la administración Trump considera prohibir la app por los riesgos de seguridad nacional. Funcionarios y expertos estadounidenses alertaron de que la app podía ser utilizada para espiar y censurar a los usuarios de EE.UU. La compañía ha negado estas afirmaciones.

No podría encontrar [la oficina de Bytedance] si voy allí ahora”, dijo, añadiendo que había cámaras de vigilancia monitoreando a los trabajadores para asegurarse de que no se llevaran ningún material del lugar. Liu estimó que la oficina de ByteDance albergaba al menos a 4000 empleados en ese momento, con una parte del personal trabajando en TikTok.

El nivel de confidencialidad le desconcertó, dijo Liu, hasta que se dio cuenta del propósito del puesto de trabajo para el que se estaba entrevistando.

“Están censurando directamente el discurso de los estadounidenses”, dijo. El personal de ByteDance “ha pasado por más de una década de adoctrinamiento político del Partido Comunista Chino [PCCh]… gente que está asustada por el PCCh y vive con miedo”.

Hoy en día, el reclutamiento es abierto, mientras que una de las principales calificaciones es tener una fuerte “conciencia política”. Liu señaló que los posteos con ideologías respaldadas por el Partido Comunista, como el patriotismo y el socialismo, pueden permanecer en la plataforma.

Los reclutadores también apuntan a graduados universitarios cuyas visiones del mundo han sido moldeadas por años de educación de lavado de cerebro del régimen, según Liu. Esta nueva generación de reclutas tiene una tendencia a censurar excesivamente e incluso tienen que ser entrenados en “cómo no borrar sin pensar”, dijo.

Fuente