Logo preload
Menú
Ir arriba

Le fue incautado a señalado miembro de célula urbana vinculada a disidencias. Detallan la estrategia. Varias manifestaciones pacíficas han terminado en desmanes y enfrentamientos en los últimos meses. Uno de los señalados líderes de vándalos, capturado por la Fiscalía General y la Dijín la semana pasada, tenía entre sus pertenencias un completo instructivo para preparar a jóvenes que reclutaban en universidades o zonas deprimidas para infiltrar las protestas sociales.

En una especie de manual se detallaba cómo acceder a jóvenes y jovencitas en barrios populares y la forma como deberían actuar frente a una posible detención por parte de la Policía.

Según oficiales del Grupo Especial contra el Terrorismo Urbano, que ya comenzaron a analizar la información, las tareas de reclutamiento debían iniciarse en sectores populares de Bogotá.

“Buscaban en los barrios, en entidades que ofrecieran programas de ayuda social en Bogotá para ir determinando posibles integrantes de su red”, señaló una de las investigadoras.

Manual vándalos

Esta es una de las páginas del llamado ‘Manual para vándalos’.Foto:

EL TIEMPO tuvo acceso al instructivo que se divide en tres partes y que le fue encontrado a Justo Ernesto Villarraga Trujillo, alias Justo, de 73 años.

Escritos a manos están todos y cada uno de los pasos que deberían seguir para reclutar jóvenes.

Manual Vándalos 2

Las instrucciones iban incluso hasta cómo penetrar ciertas organizaciones legales.

Procesados por terrorismo

Sin embargo, en ninguno de los apartes les advierten que pueden ser procesados por terrorismo y pasar hasta 20 años en prisión.

En la libreta incautada a alias Justo, conocida en exclusiva por EL TIEMPO, se aprecia que deben dirigir su atención sobre los conversatorios que desarrollan sobre educación alimentaria, procesos de emprendimiento y microempresarios de ciudad Kennedy, al sur occidente de Bogotá.

En una de sus anotaciones, alias Justo destaca que se deben conocer dichos programas en las instituciones educativas y lo comedores comunitarios de esa localidad.

En la libreta que está siendo analizada ampliamente por los investigadores, Villarraga precisa que según la dirección de la militancia se ordena reclutar por lo menos 1.370 militantes y establecer su ubicación exactay la forma de recuperarlos una vez terminadas las marchas.

En lo que los investigadores han dado en llamar el ‘Manual para vándalos’, alias Justo recomienda disciplina mediante “vigilancia revolucionaria”, para lo cual recomienda encuentros cada 20 días para informar sobre resultados. 

Para “identificar” las militancias universitarias, el hombre de la tercera edad, que fue trasladado a la Cárcel Nacional Modelo, dice que se debe implementar lo que él llama la creación del local de universitarios que permita definir un plan de acción político definido.

Una de las páginas que tiene concentrada la atención de la Fiscalía y la Dijín y que demostraría la plena responsabilidad de alias Justo en la conformación de las células de agitadores y vándalos, es en la que plantea en detalle cómo deben desarrollarse las movilizaciones, es decir, un manual de recomendaciones jurídicas para el antes, el desarrollo y la finalización de las marchas.

Asegura Villarraga que si las jóvenes son detenidas deben exigir que las mujeres sean las únicas que las requisen. Para el caso de los hombres les enseña que deben exigir la presencia de la Policía de Infancia y Adolescencia.

En tres columnas se indica que antes de iniciar las movilizaciones deben seleccionar rutas, contactos, los roles de cada agitador, las responsabilidades adquiridas; evaluar espacios de acción así como rutas alternas, puntos de encuentro, puntualidad y sobre todo disciplina.

En el desarrollo de las movilizaciones recomienda moverse en triadas (grupos de tres) infiltrar, mantener calma frente a la crisis generada por enfrentamientos con las autoridades, portar mezclas de agua con vinagre y memorizar los “números de serie” de los agentes con los que entren en contienda. De la misma manera destaca que se debe mantener un directorio de los organismos defensores de derechos humanos que presencien las marchas.

Al terminar las movilizaciones, ‘Justo’ recomienda a sus infiltrados fijar puntos de encuentro e informar una vez regresen a sus casas a través de registros o grabaciones telefónicas.



El manual de ‘Justo’ también orienta sobre la retención de documentos, la cual no debe sobrepasar los 5 minutos de duración y mantenerse a buena distancia de las autoridades si esto llega a suceder. De la misma forma aconseja no dejarse empadronar o censar y advertir a las autoridades sobre la presentación de órdenes judiciales si la cédula es retenida por más del tiempo recomendado.’No entrar a los CAI’

En el manual se recomienda que no se pueden dejar retener cámaras; realizar concentraciones en las vías públicas, gritar los datos personales y pedir la intervención de los esquemas de derechos humanos.

El resto del manual que contiene valiosa información, está siendo analizado por los investigadores.

Alias ‘Justo’ no aceptó cargos, como tampoco los otros tres capturados.

Fuente

Si te gusto el articulo compártelo en tu facebook y dale like!!

A %d blogueros les gusta esto: