Logo preload
Menú
Ir arriba

Funcionarios chinos afirman en redes sociales que el virus llegó a su país desde algún otro a través de alimentos congelados.

La opinión pública mantiene sobre la palestra el “fraude electoral” por la cantidad de irregularidades de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, como el presentador de Fox News, Tucker Carlson quien considera al coronavirus un fraude global que se ejecutó mucho antes del 3 noviembre arruinando la vida de millones de personas.

Lo más reciente al respecto, son las muestras recolectadas durante las campañas de recolección de sangre de la Cruz Roja en Estados Unidos analizadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en un estudio publicado el lunes.

Se trata de la COVID-19, la enfermedad que ha matado a más de 1,4 millones de personas y sobre la cual considera se han dicho muchas mentiras.

Investigadores analizaron 39 muestras de sangre entre California, Washington y Oregón recolectadas entre el 13 y el 16 de diciembre de 2019.

Nuevas teorías sobre la COVID-19 en EE.UU.

Para ese momento nadie en Estados Unidos había escuchado hablar nunca sobre la COVID-19, ni China había reconocido su existencia si no hasta el 31 de diciembre. No obstante, cada muestra dio positivo en anticuerpos contra el coronavirus. Es importante tener en cuenta que los anticuerpos no se desarrollan durante al menos una semana después de la exposición al virus.

En este sentido, Tucker Carlson considera que el coronavirus se estaba transmitiendo a toda la población norteamericana desde hacía tiempo, posiblemente unos meses antes, de lo que las autoridades dijeron. “Todavía no sabemos cómo sucedió, pero sabemos con certeza qué sucedió”, dijo el presentador en un artículo de opinión publicado por Fox News.

El CDC ha encontrado docenas más de muestras positivas de análisis de sangre que se tomaron a partir de finales de diciembre, y las encontraron en muchas otras partes del país: en Michigan, Iowa y Massachusetts.

También en Italia y América del Sur

El análisis de las pruebas en otros países ha mostrado una propagación incluso antes. Los científicos ahora saben que el coronavirus se propagó a Italia ya en septiembre pasado y a América del Sur dos meses después, en noviembre.

Es por ello que Carlson asegura que durante casi un año se han dicho mentiras sobre los orígenes del coronavirus y, además se pregunta “¿Por qué estamos aprendiendo esto ahora, un mes después de una elección presidencial? Hemos tenido pruebas de anticuerpos confiables desde el verano, pero nadie pensó en analizar muestras de sangre de la Cruz Roja hasta ahora. null

Asimismo cuestiona ¿Por qué los funcionarios electos no exigieron un relato coherente de dónde vino este virus que ha cambiado para siempre la historia de Estados Unidos, cómo llegó a Estados Unidos y cómo se propagó por nuestra población? ¿Por qué no lo sabemos todavía?”

La reacción tardía del Congreso sobre las advertencias

El mismo presentador respondió sus interrogantes: Porque a nadie parecía importarle. Nuestros funcionarios electos estaban demasiado ocupados disfrutando de su nuevo poder. Cerraron pequeñas empresas y arrestaron a personas por andar en kayak sin máscaras.

Carlson criticó que el Congreso haya reaccionado tarde a las advertencias hechas por el  Departamento de Seguridad Nacional sobre que los aeropuertos estadounidenses podrían ser la zona cero de una nueva pandemia.

“El 24 de enero, un día en el que, según demuestran estas muestras de sangre, el virus ya se había extendido por todo el continente, la administración Trump celebró una sesión informativa clasificada sobre el coronavirus para todo el Senado de los Estados Unidos, pero solo 14 senadores se presentaron”, comenta el periodista en su artículo de opinión, 

Carlson explica que ese día “fue el último día de las declaraciones iniciales de los demócratas de la Cámara en el juicio político del presidente Trump en el Senado”.

“Entonces, los encargados de proteger el país no estaban preocupados por el coronavirus, sino que estaban parados frente a sus espejos ensayando el momento en que finalmente pudieron confrontar a Alan Dershowitz por la temida llamada telefónica de Zelensky”.

No fue sorpresa, fue planeado

El periodista cuestionó fuertemente que las autoridades aseguren que la pandemia “nos tomara por sorpresa”. El gobierno se sale con la suya, dice Carlson, porque “nuestro establecimiento de salud pública les da cobertura durante todo el año y días antes dos días antes de esa sesión informativa clasificada del Senado a la que solo asistieron 14 senadores, el Dr. Anthony Fauci fue al programa «Bulls & Bears» a decir a los estadounidenses que podían confiar en el gobierno chino”.

Si de Carlson dependiera, Anthony Fauci no volvería a trabajar en políticas públicas por haber defendido a China a sabiendas de lo deshonesta que ha sido sobre el virus, considera el periodista.

Ahora los funcionarios chinos afirman sin temor a nada que el virus llegó a su país desde algún otro a través de alimentos congelados, “posiblemente como un arma biológica organizada por el ejército estadounidense”.

El periodista cuestionó que, a pesar de que esto esté circulando en redes sociales ni Twitter ni ninguna otra se ha molestado en confirmar tal afirmación. “Al igual que Fauci, Silicon Valley confía en China mucho más de lo que confía en usted”, sentenció el periodista.

Fuente