Logo preload
Menú
Ir arriba

Un informe de Check Point Research (CPR), una empresa de seguridad informática, indica que el comercio ilegal de vacunas, certificados de vacunación y pruebas negativas para el virus CCP en la web oscura ha aumentado en un 300% en los últimos tres meses.

La web oscura tiene sitios web que no son visibles con un navegador común y requieren cierto software para acceder, y generalmente están encriptados y permiten a los usuarios permanecer anónimos e incluso imposibles de rastrear.

Según Fox News, los “proveedores” ofrecen vacunas de los laboratorios de AstraZeneca, Johnson & Johnson, Sputnik y Sinopharm de China.

“Para nosotros está claro que el público objetivo de los vendedores de vacunas de la red oscura son en realidad los distribuidores, no necesariamente el público en general”, dijo Ekram Ahmed, portavoz de Check Point.

El informe de CPR explica que los “proveedores” están tratando de generar una relación a largo plazo para poder distribuir grandes cantidades de vacunas falsas durante períodos prolongados.

“Los proveedores quieren soldados de infantería en el terreno, en múltiples geografías, para distribuir el espectro completo de servicios de coronavirus: vacunas, certificaciones de vacunación y pruebas COVID negativas”, dijo Ahmed.

Los precios de las vacunas oscilan entre $ 500 y $ 600. Un certificado de vacunación falso también conocido como pasaporte de vacuna emitido por el Centro para el Control de Enfermedades Transmisibles (CDC) cuesta $ 200 y una prueba negativa, que se vende a los viajeros y tarda solo 24 horas, se vende por $ 25.

A principios de este año, la Comisión Federal de Comercio emitió una advertencia sobre las estafas de la vacuna contra el virus CCP: “ No pague para inscribirse en la vacuna. Cualquiera que pida un pago para ponerlo en una lista, programar una cita para usted o reservar un lugar en la fila es un estafador “.

El negocio clandestino de vacunas y certificados falsos en la web oscura ha florecido en los últimos meses a medida que los gobiernos de todo el mundo aumentan su autoritarismo con los llamados pasaportes de vacunas, lo que obliga a las personas contra su voluntad a vacunarse bajo la premisa del “bien común”.

En última instancia, las personas no podrán viajar, comprar alimentos o enviar a sus hijos a la escuela si no cumplen.

Los expertos también han señalado que los pasaportes de las vacunas estarán vinculados a los datos de la persona, dando a todos los gobiernos del mundo acceso a su información personal, que eventualmente se encontrará con una búsqueda en Google.

Por lo tanto, la renuencia de las personas a vacunarse no proviene de teorías de conspiración como afirman los principales medios de comunicación.

Solo en Estados Unidos y Europa, casi 4.000 personas murieron después de ser vacunadas.

Periódicamente se publican reportes de muertes por vacunas, aun tomando en cuenta la fuerte censura de los medios y redes sociales que no permiten que nadie cuestione el hecho de que las vacunas no son seguras, en especial las contra el Virus CCP, que además de no contar con aprobación oficial. para su uso, pero una autorización de emergencia, que no es lo mismo, son experimentales y aún se desconocen sus efectos a largo plazo.

Fuente: thebl.tv