Logo preload
Menú
Ir arriba

Más de 300 mil neoyorquinos han salido de la Gran Manzana en los últimos ocho meses, según muestran nuevas estadísticas. Los residentes de la ciudad de Nueva York presentaron 295.103 solicitudes de cambio de dirección entre el 1 de marzo y el 31 de octubre, según los datos que The New York Post obtuvo del Servicio Postal de EE.UU.

Dado que los datos solo detallan cuándo se realizaron 11 o más solicitudes de reenvío a un condado en particular fuera de la ciudad de Nueva York, la cantidad de mudanzas es en realidad mayor. Y un solo cambio de dirección podría representar a todo un hogar, lo que significa que más de 300.000 neoyorquinos huyeron de los cinco condados.

Cualquiera que sea el número exacto, el éxodo, que comenzó cuando el COVID-19 golpeó la ciudad a principios de la primavera, es mucho mayor que en años anteriores. Solo desde marzo hasta julio, hubo 244,895 solicitudes de cambio de dirección a destinos fuera de la ciudad, más del doble de las 101,342 durante el mismo período en 2019.

La fuga de Nueva York está impulsada no solo por las preocupaciones por el coronavirus, sino también por las preocupaciones económicas, el caos escolar y el aumento de la delincuencia, dicen los expertos.

Michael Hendrix, director de política estatal y local del Manhattan Institute, que ha encargado encuestas sobre el estado de la ciudad, no se sorprendió por los datos pues para él la gente tiene temores.“Tienen miedo de contraer un virus mortal y tienen miedo de la delincuencia y otros problemas de calidad de vida. Una cosa que también escuchamos es sobre la basura y la limpieza de la ciudad”.

La encuesta del institutoentre asalariados de seis cifras en julio y agosto, encontró que el 44% de los encuestados había considerado mudarse fuera de la ciudad en los cuatro meses anteriores. Citaron el costo de vida como la principal razón. Más de un tercio, el 38%, dijo que pensaba que la ciudad iba en la dirección equivocada y solo el 38% calificó la calidad de vida como buena o excelente.

Más de la mitad, el 53%, dijo estar muy preocupado por enviar a sus hijos de regreso a la escuela.

Los delitos mayores han aumentado este año y el número de asesinatos en la Gran Manzana llegó a 344 en octubre, superando el recuento de todo 2019. El número de tiroteos hasta el 8 de noviembre aumentó un 94% con respecto a 2019.

“La principal razón por la que la gente abandona la ciudad es la incertidumbre sobre cuándo terminará la pandemia y qué tan rápido se recuperará la economía de Nueva York”, dijo Kathryn Wylde, directora de Partnership for New York City. “Más de medio millón de residentes de la ciudad que trabajaban en el sector minorista, de restaurantes y de servicios han perdido sus trabajos y no pueden pagar los alquileres de la ciudad. La decisión tardía de reabrir escuelas públicas y privadas obligó a muchas familias a mudarse para poder cumplir con los plazos de inscripción en los distritos donde vivían durante la pandemia».

Trabajadores con máscaras cargan muebles en un camión de mudanzas mientras la ciudad continúa la Fase 4 de reapertura luego de las restricciones impuestas para frenar la propagación del coronavirus.

La asociación estaba detrás de una petición en septiembre de los principales líderes empresariales al alcalde de Blasio instándolo a tomar medidas enérgicas contra la delincuencia y las preocupaciones por la calidad de vida.

Los datos postales muestran que muchos neoyorquinos que huyen simplemente cruzaron la frontera hacia Long Island, Westchester o Nueva Jersey. La Oficina de Correos recibió 21,362 solicitudes de cambio al condado de Suffolk, 18,731 al condado de Nassau y 15,850 al condado de Westchester. Un total de 9.356 querían que se enviara su correo al condado de Hudson, Nueva Jersey.

Los Hamptons, donde muchas familias se han alojado en segundas residencias e inscribieron a sus hijos en escuelas locales, era un destino deseado, con 6.500 solicitudes a seis códigos postales de East End. Easthampton encabezó la lista de solicitudes con 2.769 y Southampton tuvo 1.398.

Los lugares populares más cercanos a la ciudad incluyen Jersey City y Hoboken, así como los elegantes suburbios de Scarsdale y Greenwich, CT.

Pero algunos neoyorquinos se fueron muy lejos: 8.587 pidieron su correo para ir a Los Ángeles y 421 a Honolulu. Hubo 13,009 solicitudes para los condados de Palm Beach, Broward y Miami-Dade en Florida.

Las estadísticas respaldan lo que los neoyorquinos están viendo en las calles. Los camiones de mudanzas han salpicado los vecindarios de la ciudad, y los trabajadores de la mudanza dicen que los residentes están empacando hacia los suburbios y más allá.

Tres códigos postales en el Upper West Side, donde los residentes han protestado por dos nuevos refugios para personas sin hogar y se han quejado del aumento de la delincuencia, tenían un total de 9.076 solicitudes de reenvío de correo, la mayor parte de la ciudad.

Murray Hill, un vecindario popular para los jóvenes, recibió 2.889 solicitudes, lo que sugiere que muchos residentes pueden haber regresado a los hogares de la infancia.

En otra señal de que el éxodo no ha disminuido, las vacantes de apartamentos se situaron en 16.145 el mes pasado frente a los 15.923 de septiembre y la cifra más alta en 14 años, según un nuevo informe.

La tendencia parece ser a nivel estatal, según un informe del Wall Street Journal. Casi 47.000 usuarios más de Redfin.com buscaron abandonar el estado que mudarse a él durante el tercer trimestre, aproximadamente un 35% más que en el mismo período del año pasado.

Mientras tanto, informó el Journal, Queens, Brooklyn y el Bronx representaron los tres mercados inmobiliarios estadounidenses que más se están enfriando, en ese orden.

Fuente