Logo preload
Menú
Ir arriba

Las burbujas transparentes serán el futuro de los conciertos en vivo, la música debe seguir viviendo en su hábitat más salvaje. Las burbujas iridiscentes de jabón son objetos que atrapan nuestra atención, quizá por efímeras. Cuántas veces no nos hemos imaginado dentro de estos orbes transparentes como parte de una vivencia onírica. Pues quizá este será el futuro de los conciertos presenciales.

La pandemia tiene sumido al planeta entero en una parálisis que ya es casi insostenible. Hace más de medio año que el mundo paró para resguardarse del enemigo más pequeño y que más estragos ha causado en tiempos modernos; el SARS CoV-2. Uno de lossectores más perjudicados es el de la industria de los espectáculos, que involucra la aglomeración de gente en un mismo recinto para presenciar shows de distinta índole.

Miles de conciertos han sido cancelados, mientras que algunos otros se han vivido de una forma jamás antes vista. Como el caso de los autoconciertos y claro, el famoso concierto de The Flaming Lips a bordo de burbujas transparentes para mantener la sana distancia.

futuro conciertos burbujas transparentes

Más que concierto, esta presentación parece un performance sobre la realidad que vivimos. Encerrados en nuestra burbuja de cristal, presentes, pero sin contacto humano para resguardarnos de contagios.

A pesar de que las medidas de prevención apuntan a que por ahora no es posible salir de forma segura, la humanidad se empecina en mantener el instinto gregario. ¿Y cómo no? Si su nombre lo dice, el instinto es parte intrínseca de lo que somos y es difícil ir en contracorriente.

No nos queda más que aceptar el futuro al que por ahora podemos proyectar. La idea de meternos en burbujas de plástico para poder seguir disfrutando de los espectáculos en vivo, ya no es solo parte del imaginario colectivo. Es el presente que estamos viviendo y es que desde el punto de vista sanitario, es viable. Una burbuja de plástico contiene el suficiente oxígeno para algunas horas y evita cualquier tipo de contacto humano.null

La música necesita seguir viviendo en su hábitat más salvaje, por esta razón, los músicos están buscando la forma de adaptarse a esta nueva forma de vida. Al respecto, Wayne Coyne, vocalista de Flaming Lips, comentó para Brooklyn Vega:

“Creo que esta es la clase de dilema en el que todos estamos, esperando a que vuelva la normalidad, o en cambio comenzamos a tramar: ¿Cómo es el futuro? ¿Cuál es el futuro de los conciertos en vivo?”.

Este es el futuro de los conciertos: Público metido en burbujas espaciales, conciertos desde el auto mediados por la tecnología y conciertos exclusivos con sana distancia. La imaginación es el límite.

Fuente