Logo preload
Menú
Ir arriba

Los billones de dólares que la administración Biden ha dedicado a iniciativas de gasto público y  programas asistencialistas muestran sus consecuencias negativa en la economía global. Un mayor apoyo fiscal en Estados Unidos podría alimentar las presiones inflacionarias en ese país. Si se mantiene ese escenario de aumento sostenido de los precios podría requerir un aumento de las tasas de interés antes de lo esperado.

La advertencia la hizo el Fondo Monetario Internacional (FMI). La directora general de esa institución Kristalina Georgieva explicó que las tasas de interés más altas de EEUU endurecerían las condiciones financieras globales.

Agregó que también generarían importantes salidas de capital de las economías emergentes y en desarrollo.

La evaluación del FMI de los riesgos inflacionarios de Estados Unidos se produce en medio de fuertes críticas de los legisladores republicanos a los planes multimillonarios del presidente Joe Biden.

El mandatario ha dispuesto billones de dólares para impulsar el gasto en infraestructura, cuidado infantil, matrícula universitaria comunitaria y otras iniciativas de corte asistencialista.

Inflación global

Georgieva también advirtió que la rápida recuperación de la economía de EEUU beneficiaría a muchos países a través del aumento del comercio. Se espera que la economía del país crezca un 7% este año, por encima del 6% global. Pero el aumento de la inflación podría ser más sostenido de lo esperado.

Otros países enfrentan un aumento de los precios de las materias primas y los alimentos, que ahora se encuentran en su nivel más alto desde 2014. Esa situación pone a millones de personas en riesgo de inseguridad alimentaria, advirtió el FMI.

Las expectativas del mercado sugerían que los precios de las materias primas se mantendrían contenidos durante los próximos años.

Pero la evolución de la inflación varió dentro de las economías avanzadas que se estaban recuperando más rápidamente en Gran Bretaña, Estados Unidos y la zona del euro.  En Japón era más moderada.

El FMI dijo que el panorama económico mundial sigue siendo incierto dadas las preguntas sobre la evolución de la pandemia y el progreso de las vacunas, así como la posibilidad de que el repunte de la inflación resulte «más persistente» de lo esperado.

«Si bien un mayor apoyo fiscal en algunas de las principales economías avanzadas, incluido Estados Unidos, beneficiaría el crecimiento de manera más amplia, también podría impulsar aún más las presiones inflacionarias», dijo el FMI.

Un aumento más sostenido de los precios podría requerir un endurecimiento prematuro de la política monetaria estadounidense. Eso afectaría de forma muy dura a las economías emergentes y en desarrollo, ampliando la divergencia en las perspectivas de recuperación.

Con información de Reuters / Fuente