Logo preload
Menú
Ir arriba

Los consumidores de marihuana suelen elegir distintas cepas para aprovechar sus diferentes propiedades, sin embargo, según los expertos, en su mayoría son un engaño. ualmente existen varios sitios enfocados al cannabis, en donde los usuarios pueden consultar los efectos de las diferentes cepas de marihuana. Buscando algunos de los nombres absurdos que suelen darle nombre a la marihuana como “Purple Kush”, “OG» o “Acapulco Gold», el consumidor puede analizar qué tipo de efectos le generará. Calma, energía, concentración y otras características son señaladas como algunos de los beneficios que pueden dar determinadas cepas de marihuana. Sin embargo, la ciencia tiene una opinión muy sólida al respecto: todo es un engaño.

No importa el nombre

Por lo general, los consumidores de marihuana dividen las cepas en dos, antes de darles diferentes nombres: indica y sativa. Se dice que la indica tiene efectos mucho más calmantes mientras que la sativa ofrece energía. Esto hace que algunos consumidores se inclinen por productos que vayan de acuerdo a su necesidad y elijan una “Purple Kush» en vez de una “Acapulco Gold” (solo por usar nombre de ejemplo). null

Pero, de acuerdo con un estudio realizado por científicos canadienses en 2015, liderado por Jason Sawler de la Facultad de Agricultura de la Universidad Dalhousie, el cual analizó 81 cepas de marihuana, encontró que en realidad, la división de sativa e índica rara vez encajaba con su composición genética, por lo que se deduce que los nombres y la catalogación que se le da a las cepas es completamente errónea, y representa un engaño a los consumidores.

Sean Myles, experto en genética de agricultura, quien también participó en el estudio, le comentó a nuestros amigos de Wired: «El asunto importante es que la comunidad médica asegura que la Indica es buena para ciertas cosas y la Sativa buena para otras pero eso debe ser un completo engaño porque las etiquetas de Indica y Sativa no se tienen una buena correlación con la genética. La marihuana combate la dependencia a los narcóticos. Punto a su favor.

Wired lo explica a la perfección: “Si clonas la Sour Diesel de tu amigo con un recorte de rama, está bien decirle a tu nueva planta Sour Diesel. Pero si tienes una semilla marcada como Sour Diesel, no hay forma que resulta en la misma planta. Incluso si la semilla viene de una Sour Diesel hembra emparejada con una Sour Diesel macho. Piénsalo de esta forma: Incluso si un par de clones masculinos y femeninos tuvieran sexo y tuvieran a un bebé, ese hijo no tendría una copia genética exacta. Los genes se mezclan y por eso el bebé se merece un nuevo nombre”. 

En esto influye el proceso de cultivación, los nutrientes y demás elementos que hacen que sea complicado hacer que dos cepas siempre tengan la misma estructura. “Le dicen Purple Kush, pero Purple Kush no significa nada”, afirmó Myles a Vice. 

Entonces, no importa si consumimos una cepa específica, esperando que tenga los efectos que aparezcan en línea, nada asegura que así sea, y en caso de que recibamos esos efectos, puede haber una influencia de efecto placebo. Sin embargo, aquí hay un elemento importante el THC y el CBD.

THC y CBD

Mientras que la ciencia afirma que no podemos encontrar diferencia entre indica y sativa, lo que sí podemos ver (y algo que han facilitado los gobiernos que han legalizado la marihuana) es la cantidad de CBD y THCque tiene cada una de las cepas que se venden y cómo puede actuar una cepa dependiendo de esos niveles. null

El THC es el componente que se vincula a los efectos de la marihuana que alteran la percepción, mientras que el CBD tiene un efecto más relajante que ha sido asociado con diversos beneficios médicos. Si una cepa tiene más niveles de CBD con bajo THC sus efectos pueden ser más calmantes y menos enfocados al cambio de percepción y si los niveles de THC son altos, los efectos son diferentes. 

Así que si que, cuando legalicen la marihuana en México, te preguntas si es mejor la Purple Kush o la Acapulco Gold, mejor enfócate en los niveles de THC y CBD y lo que buscas de sus efectos.

Fuente